Los precios varían según el tamaño y la calidad de los abalorios. La mejor manera de determinar el tamaño es medir el cuello de su mascota y añadir de 2 a 5 cm para un ajuste cómodo.